Tarco en flor

Si solo fuera un apodo, vaya y pase, pero no: a veces aquello que nos nombra, también nos marca el rumbo. Inevitable destino de nobleza, impronta del árbol, fragancia y belleza. Hacer música es florecer, y las canciones se vuelven violetas... e infinitas.


Santiago Arias
TEMPORADA 5 | PROGRAMA 207 | 20.06.15


Santiago Arias

¿Se dieron cuenta de que el bandoneón no se esconde detrás de esas músicas maravillosas que le salen cuando respira? Dice a cada rato “acá estoy”, deja sonar sus articulaciones de señor andado, avisa el aire, y se hace cargo de cada uno de los versos invisibles que escribe sin palabras.

¿Se llegan, entonces, a imaginar la impronta que ha de tener el hombre que lo toca? No se trata de un instrumento cualquiera y un músico cualquiera. Porque el hombre que lo toca tampoco se puede esconder.

Son cómplices en la verdad, inevitablemente auténticos, el bandoneón y Santiago.

 

La conversación

 

Quisera ser picaflor, El pedreroso y Amor prohibido | Fuellisto (2015)

Trova de amor | Fuellisto (2014)

 

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers