Cinco siglos igual

Una canción cantada dos veces no es la misma canción. Bis: “Cinco siglos igual”.

En 1992, León Gieco y Luis Gurevich, como un “mensaje del alma”, le pusieron voz y música a un grito silenciado, historia callada y caída como las piedras, de dolor y de muerte, pero de resistencia y un irrenunciable deseo de libertad.
519 años pasaron del comienzo de la conquista, y hoy el dúo Tonolec la canta en toba, haciendo de la lengua prueba y confirmación de un sentimiento que sobrevive y se renueva, Cinco siglos igual...

Cinco siglos igual

Soledad sobre ruinas,
sangre en el trigo,
rojo y amarillo.
Manantial del veneno,
escudos, heridas,
cinco siglos igual.

Desamor, desencuentro,
perdón y olvido,
cuerpo con mineral.
Pueblos trabajadores,
infancias pobres,
cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra
la historia se cayó,
como se caen las piedras
aún las que tocan el cielo,
o están cerca del sol,
o están cerca del sol…

Lealtad sobre tumbas,
piedra sagrada,
Dios no alcanzo a llorar.
Sueño largo del mar,
hijos de nadie,
cinco siglos igual.

Muerte contra la vida,
gloria de un pueblo
desaparecido.
Es comienzo, es final,
leyenda perdida,
cinco siglos igual.

Es tiniebla con flores,
revoluciones,
y aunque muchos no están.
Nunca nadie pensó
en besarte los pies,
cinco siglos igual .

Mensajes del alma

Los pasos labrados

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers