El cigarrito

Una canción cantada dos veces no es la misma canción. Bis: “El cigarrito”.

En la sencillez de la música y de los actos habita la esencia que le da sentido a la vida. Una brasa que titila, una lucecita rojiza en la inmensidad que vence a la muerte. Víctor Jara tan vivo como ese fuego que enciende “el cigarrito”.
Humo que ha recorrido pulmones y, ahora libre, persiste en el aire como el eco del canto que no pudieron silenciar. El hombre de pie, el hombre de a pie… Y Francesca Ancarola que vuelve a cantar a Víctor como burlando al silencio.

El cigarrito

Voy a hacerme un cigarrito,
acaso tengo tabaco,
si no tengo de'onde saco,
lo más cierto es que no pito.
Ay, ay, ay, me querís.
Ay, ay, ay, me querís.
Ay, ay, ay.

Voy a hacerme un cigarrito
con mi bolsa tabaquera,
lo fumo y boto la cola
y recójala el que quiera.
Ay, ay, ay, me querís.
Ay, ay, ay, me querís.
Ay, ay, ay.

Cuando amanezco con frío
prendo un cigarro de a vara
y me caliento la cara
con el cigarro encendido.
Ay, ay, ay, me querís.
Ay, ay, ay, me querís.
Ay, ay, ay.

Víctor Jara

Lonquen

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers