La pomeña

Una canción cantada dos veces no es la misma canción. Bis: “La pomeña”.

Canción que es, a la vez, historia del carnaval del norte y merecido trofeo.
Allá lejos y hace tiempo, Eulogia Tapia venció a Manuel Castilla en un contrapunto y, a cambio, pidió una canción. El Cuchi, testigo presencial, le puso música. Así nació “La pomeña”.
Pasaron los años y Pedro Guerra, acompañado apenas por la guitarra, confunde al tiempo y una vez más, llena de juventud a Eulogia: “La pomeña”, hecha canción, vuelve al carnaval…

La pomeña

Eulogia Tapia, en La Poma,
al aire da su ternura,
si pasa sobre la arena
iba pisando la luna.

El trigo que va cortando
madura por su cintura,
mirando flores de alfalfa
sus ojos negros se azulan.

El sauce de tu casa
está llorando
porque te roban, Eulogia,
carnavaleando.

La cara se le enharina,
la sombra se le enarena,
cantando y desencantando,
se le entreveran las penas.

Viene en un caballo blanco,
la caja en sus manos tiembla,
y cuando se hunde en la tarde
es una dalia morena.

Dúo Salteño

Contigo en la distancia

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers