Lunes por la madrugada

Una canción, cantada dos veces, no es la misma canción. Bis: “Lunes por la madrugada”.

Lucidez de la semana cuando acaba de empezar. Cosas que se ven y que se sienten en horas nuevas, recién nacidas, de un día que todavía no se decide a amanecer. Ocurrencias de Cachorro López y la voz de Miguel Abuelo. Cerramos los ojos y vemos su cara: ahí está, sonriendo cómplice….

¿Será en vano este amor? María Pien se pone melancólica y sale a “patear” la ciudad vacía. El mísmo día de la semana, las mismas horas. Pero son otras caras, son otras penas, es otro “lunes por la madrugada”. Y, a pesar de todo, la vida es buena... hoy.

Lunes por la madrugada

Lunes por la madrugada,
yo cierro los ojos y veo tu cara
que sonríe cómplice de amor.

Días en la carretera,
yo siento aquí dentro
la emoción de haber dejado lo mejor.

Yo no sé si es en vano este amor.
Aquí no hay luces de escena
y algo en mí no se serena, no.

Yo ya no comprendo nada,
tantas caras dibujadas
como manchas en una pared.

Noches de melancolía
pateando en una ciudad vacía,
en la oscuridad te busco a vos.

Quizás hoy si te pueda encontrar.
Más allá de toda pena,
siento que la vida es buena.

Yo sé que no es en vano este amor.
Mas allá de toda pena,
siento que la vida es buena... hoy.

Himno de mi corazón

Malinalli

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers