Tu nombre me sabe a yerba

Una canción cantada dos veces no es la misma canción. Bis: “Tu nombre me sabe a yerba”.

Se dice que el amor de sus padres inspiró a Joan Manuel Serrat, que le puso letra y música a un impulso tan vital como orgánico. Y podría ser cualquier amor, si ese sabor, a nombre o a hierba, se hace palabra.
“La paloma” surca los cielos y también los tiempos, para poner en boca de la chilena Francisca Valenzuela el “sabroso” nombre que tanto puede.
Tu nombre me sabe a yerba, ¡y a tantas cosas…!

Tu nombre me sabe a yerba

Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
cerré mi puerta una mañana
y eché a andar.

Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
dejé los montes
y me vine al mar.

Tu nombre me sabe a yerba
de la que nace en el valle
a golpes de sol y de agua.

Tu nombre me lleva atado
en un pliego de tu talle
y en el bies de tu enagua.

Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
aunque estás lejos
yo te siento a flor de piel.

Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
se hace más corto
el camino aquel.

Tu nombre me sabe a yerba
de la que nace en el valle
a golpes de sol y de agua.

Tu nombre me lleva atado
en un pliegue de tu talle
y en el bies de tu enagua.

Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
mi voz se rompe como el cielo
al clarear.

Porque te quiero a ti,
porque te quiero,
dejo esos montes
y me vengo al mar.

La paloma

Señora. Ellas cantan a Serrat

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers