Una larga noche

Una canción cantada dos veces no es la misma canción. Bis: “Una larga noche”.

¿Qué tan larga y desalmada puede ser la noche, o la pregunta? Misteriosa confusión, embriagante hasta la aurora, que Chabuca Granda canta a ritmo de landó.
La respuesta que no llega y la pregunta se reaviva.
Florencia Bernales, frente a la ventana, vuelve a cantarle a la noche la canción inquisidora, con perfumes, con amores, con estrellas… y un deseo que no se pierde en “una larga noche”.

Una larga noche

Una larga noche
me envuelve y me encierra
y me sobrecoje y me pierde
zamacueca, zamacueca,
me pierde una larga noche.

¿Por qué será la noche
tan larga y alucinada
y tan sola y tan desalmada,
si es sólo una larga noche?

La noche debiera ser
larga aurora perfumada,
diáfana y azulada,
una sábana bordada
de rumores y de amores,
o estrella de la mañana,
invasora desvelada
de mi ventana cerrada.

Es sólo miedo mi noche,
miedo lento, lento y largo
siempre lento, siempre dentro,
dentro de una larga noche.

Mi noche nunca es aurora
que llega por la mañana
es sólo larga cornisa
que da a vuelta a la nada,
zamacueca, zamacueca,
que da vuelta a la nada .

Cada canción con su razón

Ruta 9

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers