El otro camino

Casi en secreto, en su rezo de aire, este vientito desabrigará la canción hasta dejar los huesos de la poesía latiendo en el tiempo. Confesiones del viento: “El otro camino”.

El otro camino

Existen infinitas formas de transitar la música.
Sin embargo hay caminos tan sutiles como un suave polvo de luz que nos recorre y nos lleva a un lugar no soñado pero profundamente deseado.
Una mágica ceremonia final que se vuelve gozo y canción .

Alejandra Guerra

 

Contrafuego

Soy, solo soy
una sombra, un pequeño sueño.
Ando en el aire, buscando el amor
como un gesto final.
¡Ay! Esta vida, me viene corriendo
y me lleva lejos.

En esta cruz
del olvido amanezco siempre
vuelvo golpeando en el parche feroz
que este tiempo me da.
Sobre un arpegio me duermo soñando
con el destino.

Suave polvo de luz,
rozáme con tu candor.
Este es mi andar,
anudando al destino
como una canción.
Vuelvo a gozarme
la vida hasta el fondo
de un solo trago.

Dios... siempre un Dios
que se cansa y se vuelve sordo.
Alguien gritando arriba del monte
que ya no esta más.
La soledad es un toro animal
de cabello blanco.

Hoy que me voy
no hay camino que me contenga
porque encontré en la locura el hechizo
de ser lo que soy.
Sobre este potro me iré galopando
hacia las estrellas.

 

Coca Rodríguez lee El otro camino

 

El otro camino, compuesta e interpretada por Raúl Carnota, pertenece disco Contrafuego, editado 1994 por Melopea discos.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers