Confesiones del viento: La séptima luz

Casi en secreto, en su rezo de aire, este vientito desabrigará la canción hasta dejar los huesos de la poesía latiendo en el tiempo. Confesiones del viento: “La séptima luz”.

La séptima luz

No hay homenaje más perfecto que la poesía.
Como no agradecerle a esa mágica diablura de letras que pueda convertir el simple domingo de un obrero en río, alas, camino…

Pedro orillas abre el cielo,
con su puerta en el domingo
y ve la luz como juega
de rodillas con sus hijos

Con esta poesía implacable, vamos a embriagarnos bebiendo de esta “séptima luz”.

Alejandra Guerra

 

Soy Buenos Aires | Pedro Orillas

Pedro Orillas abre el cielo
con su puerta en el domingo
y ve la luz como juega
de rodillas con sus hijos.

Toda su sangre despierta
de otro sábado con vino
y la pena de la luna
en medio de sus amigos.

Pero los días son pozos
y tan ancho es el domingo
que por ser Orillas siente
que adentro le pasa un río.

Por fin derecha la espalda,
sin esconder su silbido,
dueño del tiempo saluda
sin apuro a sus vecinos.

Paredes todos los días
pero el domingo, un camino,
siguiendo el rastro de un árbol
o el pulso a solas de un grillo.

Oh, corazón sin horario,
voluntad de lluvia limpio,
orgullo de hombre que clava
a su gusto sus latidos.

Pedro Orillas abre el cielo
con la puerta del domingo
y siente que sueñan alas
sus hombros sin otro oficio.

Todos los días son pozos
pero el domingo es un río.

 

Coca Rodríguez lee La séptima luz

 

La séptima luz pertenece disco Soy Buenos Aires - Pedro Orillas, editado 1970, con composiciones de Dino Saluzzi sobre poemas del jujeño Carlos Hugo Aparicio, publicados en 1965, y cantados por Tati Vitelli de Los Nocheros de Anta.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers